Sueños, ensueños

En el mundo interno de cada quien hay un teatro que monta varias representaciones cada noche, para la edificación, regocijo o espanto del soñante, que se ve obligado a contemplarlas porque duerme y no puede encauzar sus pensamientos, ni moverse, porque los músculos voluntarios pierden casi por completo su tono durante la fase REM del […]