Sabiduría

Raguin, el infortunado protagonista de El pabellón número seis, se pasaba las horas leyendo y sabía muchas cosas, pero no era un hombre sabio. Sancho Panza, que no sabía leer, era un mejor intérprete de la naturaleza humana que el personaje de Chéjov. Estarán de acuerdo cuantos conozcan a los dos personajes. Puede que sea […]